Carmen Ruiz Parte: “Lo pasamos muy mal, nos quedamos con el cielo arriba y la tierra abajo”

Joaquín Araúna. Calle Calderón de la Barca tras el Incendio, 1941, Fondo Joaquín y José Luis Araúna, Centro de Documentación de la Imagen de Santander, CDIS, Ayuntamiento de Santander.

Carmen Ruiz Parte (86) tenía 11 años cuando se produjo el Incendio de Santander. Estos son sus recuerdos compartidos en el Taller de la Memoria realizado por el Centro de Documentación de la Imagen de Santander:

Estaban en la galería de su casa, en la calle Ruamayor, y justo enfrente empezó el Incendio. Carmen recuerda que de la chimenea salían unas bolitas incandescentes que a ella le llamaban la atención y le gustaba verlas. Pero se convirtieron en llamas.

Sus padres cambiaron el canario de sitio para que no se asfixiara con el humo y decidieron salir con lo puesto de casa. Al llegar a la calle les caía de todo: vigas, tejas, balcones… Tenían el viento de cara, con lo que sentían dificultades para caminar.

Fueron cinco días a casa de sus amigos Rosalía y Francisco García, que vivían en la calle Magallanes y les acogieron. Después se fueron a vivir a Méndez Núñez, a la casa de unos amigos de esos amigos, justo enfrente de la zona en la que se originó el Incendio.

Carmen asegura que nunca pensaron que no iban a volver a la casa y que lo pasaron muy mal, ya que se quedaron con el cielo arriba y la tierra abajo. Además, recuerda el estraperlo y las situaciones de engaño que se produjeron, porque está dolida con ello.

Cuenta que como niña no echó en falta nada, porque entre el estraperlo y la familia que tenían en el pueblo conseguían las cosas que necesitaban, pero lo recuerda como un desastre absoluto. Además, ese año empezaba el Bachillerato y perdió el curso académico.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *