Luis Gutiérrez: “Solo había escombros. La ciudad se quedó muerta”

Luis Gutiérrez era sólo un niño cuando vivió el Gran Incendio que asoló la ciudad de Santander en el año 1941. En su testimonio para el Taller de la Memoria realizado por el Centro de Documentación de la Imagen de Santander (CDIS) recuerda el intenso viento sur que hizo aquella tarde, el color rojo del cielo visto por los ojos de un niño y la vida después del Incendio de los damnificados. Además, Luis habla de los gestos de solidaridad procedentes de España y el extranjero y también cuenta cómo en la catástrofe siempre hay quien confunde estos gestos con una oportunidad de negocio:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *