La pesca llegaba a Puertochico y lo que hoy son los Jardines de Pereda

A Puertochico y lo que hoy son los Jardines de Pereda llegaba la pesca antes del Incendio de 1941 y muchos de los bajos de los edificios cercanos se utilizaban como bodegas para guardar las artes y aparejos. Toda esa zona de la ciudad era una mezcla de gentes de todo tipo. Como las panchoneras o las pescateras… Las mujeres que, ya fuera en el muelle, la lonja o las bodegas, comercializaban el pescado, generalmente el de sus maridos o parientes. Su contribución a la pesca, aunque no se hicieran a la mar, era fundamental tanto para el sostenimiento del sector, como el de sus familias.

Pablo Isidro Duomarco. Pescadoras en el muelle o machina de la Monja (dársena de la Ribera; rellenada posteriormente y donde se sitúan actualmente los Jardines de Pereda), ca. 1885, Colección Víctor del Campo Cruz, Centro de Documentación de la Imagen de Santander, CDIS, Ayuntamiento de Santander.

Pablo Isidro Duomarco. Pescadoras en el muelle o machina de la Monja (dársena de la Ribera; rellenada posteriormente y donde se sitúan actualmente los Jardines de Pereda), ca. 1885, Colección Víctor del Campo Cruz, Centro de Documentación de la Imagen de Santander, CDIS, Ayuntamiento de Santander.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *