Santander salda una deuda de reconocimiento con quienes acudieron en su ayuda en el Incendio de 1941

Además del efecto devastador de las llamas, el Incendio dejó en Santander la huella de la solidaridad que llegó desde toda España

Santander ha saldado una deuda de agradecimiento y reconocimiento con quienes acudieron en su ayuda cuando el 15 de febrero de 1941 la combinación del fuego con los vientos huracanados hizo desaparecer entre las llamas la mayor parte de la ciudad histórica, destruyendo 385 edificios y dejando sin hogar al 10 por ciento de la población santanderina.

En el 75 aniversario del gran Incendio de Santander, el Ayuntamiento ha celebrado un homenaje a todos los profesionales que ayudaron a sofocar el fuego y socorrieron a la población, procedentes tanto de Santander como de otras muchas ciudades españolas, como Avilés, Bilbao, Burgos, Gijón, Madrid, Palencia, Torrelavega, San Sebastián, Valladolid, Vitoria, Oviedo y Reinosa. Bomberos Municipales, Bomberos Voluntarios, Policía Local, Protección Civil, el Ejército, la Cruz Roja, las autoridades de ciudades y regiones vecinas, que atendieron las llamadas de socorro y los ciudadanos, que no dudaron en ayudar a sus vecinos.

Al acto, celebrado en la Plaza Alfonso XIII, junto al monumento al Incendio, han acudido representantes de los cuerpos y fuerzas de emergencia de esas ciudades, además de representantes institucionales, que han querido corresponder al agradecimiento de la ciudad y sus habitantes.

En representación de las ciudades presentes, el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, ha trasladado “el cariño y el abrazo” hacia Santander, con la que les unen “lazos de unión y confraternización” y a la que ha agradecido la invitación para recordar y reconocer a aquellos que se volcaron en ayudar a la capital cántabra.

Por su parte, el alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, ha afirmado que “además del efecto devastador de las llamas, el Incendio nos dejó también una huella de la solidaridad que llegó a Santander desde todas las partes de España y desde muchos puntos de Europa”, por lo que la ciudad “tenía una cuenta pendiente con todos los que, de algún modo, la ayudaron a levantarse de sus propias cenizas”. Además, De la Serna ha hecho entrega a los representantes de las ciudades de una escultura en cerámica, obra de Amparo Godoy, en recuerdo de este homenaje.

HomenajeBomberos_Pedro

ACTO HOMENAJE BOMBEROS INCENDIO SANTANDER 3

Reconocimiento al bombero fallecido

El bombero madrileño Julián Sánchez, la única víctima mortal del incendio de Santander de 1941, ha sido el símbolo del homenaje a todos aquellos miembros de los cuerpos de extinción de incendios, policías, Ejército, Cruz Roja, instituciones y ciudadanos que acudieron en auxilio de la ciudad.

Retrato del bombero Julián Sánchez. Fondo Fotográfico Bomberos Municipales de Madrid. Ayuntamiento de Madrid.

“Vino a socorrernos y no pudo regresar: un muro de Atarazanas se desplomó sobre él, le dejó malherido y le llevó a morir en Valdecilla el 28 de febrero de 1941. Julián Sánchez pagó con su vida, dejó viuda: Gregoria Escribano y dos hijos: Julián y Gregoria. Santander contrajo con él una deuda impagable de gratitud y admiración”, ha recordado el regidor.

En el acto han participado la hija del bombero fallecido, Gregoria Sánchez, y la nieta, Olga Gámez, a quienes el alcalde ha entregado un recuerdo en señal de agradecimiento y reconocimiento de toda la ciudad.

La nieta ha destacado que su abuelo Julián fue un hombre ejemplar y de él y de sus compañeros de profesión ha aprendido que “lo que hace grande a un hombre es darse altruistamente a otros sin esperar nada a cambio”.

“Nunca olvidamos el legado que él nos dejó: nos esforzamos como familia por seguir su ejemplo, intentando desarrollar cualidades que, en este mundo, desgraciadamente tienden a desaparecer, como la empatía, el amor desinteresado y la generosidad a favor de otros. Estoy segura de que mi abuelo, como bombero, y muchos de sus compañeros, se identificarán con la siguiente reflexión: ayudar a dar a los que necesitan de ti no solo es parte del deber sino de la felicidad. Y yo sé que mi abuelo fue muy feliz”, ha dicho.

De la Serna ha obsequiado a ambas familiares de Julián Sánchez con una escultura que recuerda este homenaje y ellas, por su parte, han hecho entrega de un casco y una chaqueta que le pertenecieron para que se incorporen a la exposición temporal del Incendio.

Junto al Monumento al Incendio de José Cobo Calderón, se ha descubierto una placa que recordará este homenaje y la celebración del 75 Aniversario del Incendio, que incluye el poema ‘Elegía de Atarazanas’ que Gerardo Diego dedicó a la desaparición de su casa natal tras el incendio.

Exposición ‘Las huellas del fuego’

La exposición ‘Las huellas del fuego’ podrá visitarse en el Salón de Recepciones del Ayuntamiento de Santander hasta final de año, gracias a quienes han cedido sus documentos, fotografías y cartas a esta exposición.

Se trata de una muestra “viva”, que se irá completando con nuevas donaciones de vecinos y entidades, y en la que el urbanismo, la administración o las historias personales están incorporados a través de planos de edificios, cartas de damnificados, imágenes de los tinglados comerciales o los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad.

Entre otros documentos, ‘Las huellas del fuego’ incluye el Libro de Actas del Pleno con la sesión extraordinaria celebrada el 17 de febrero de 1941, el plano de alzado del edificio de viviendas de la calle Lealtad 10 que no se quemó, cartas en las que los vecinos narran a familiares sus impresiones sobre el suceso, inventarios y valoraciones de los daños causados en comercios y otros establecimientos, o partes de intervención de los distintos cuerpos de emergencias.

La muestra está coordinada por Raquel Peña Suárez, historiadora del proyecto del 75 Aniversario del Incendio de Santander, quien ha realizado un importante trabajo de investigación para recopilar los distintos documentos que se exponen.

CON HIJA BOMBERO FALLECIDO INCENDIO 1941

FOTO FAMILIA RECONOCIMIENTO A QUIENES AYUDARON EN INCENDIO

Matasellado oficial

La Federación Filatélica de Cantabria ha querido sumarse también a este reconocimiento con motivo del 75 aniversario de Incendio de Santander, con la elaboración de un matasellado especial con el que se hace un reconocimiento al bombero Julián Sánchez y afectados del Incendio.

Todos los interesados en disponer de este matasellado oficial, ha explicado, podrán solicitarlo durante los próximos días en la Oficina Central de Correos de Santander.

MATASELLADO INCENDIO CLUB FILATÉLICO 2MATASELLADO INCENDIO CLUB FILATÉLICO 1