Ruta del incendio

La conmemoración del 75 aniversario del Incendio de Santander fue un proyecto de ciudad que se desarrolló durante todo un año. A través de distintas actuaciones dio a conocer a santanderinos y visitantes cómo era la ciudad antes del incendio de 1941, qué ocurrió ese día de febrero y cómo de importante fue ese suceso que cambió para siempre la ciudad urbanística y socialmente.

Una de estas actuaciones consistió en la creación de una nueva ruta cultural y turística en la ciudad: la Ruta del Incendio, que da a conocer el Santander de 1941 y el actual a través de sus calles: cómo eran, cómo afectó el Incendio y cómo son ahora.

Para materializar esa acción, se colocaron en la zona destruida por el fuego una serie de tótems ilustrativos. Gracias a estos elementos se puede visualizar el antes y el después de una misma zona de la ciudad. Y acceder a historias, detalles y curiosidades que hagan más atractiva la visita y que ayuden a evocar el Santander desaparecido.

Un incendio

que cambió la ciudad

Un incendio que cambió la ciudad

Una ruta tras los pasos del fuego

El Incendio de 1941 es uno de los mayores siniestros que ha sufrido Santander a lo largo de su historia. Comenzó el 15 de febrero y en menos de 48 horas arrasó el centro histórico de la ciudad, dejando sin hogar a más de 10.000 personas y acabando con 377 edificios (compuestos por 1.783 viviendas y 508 comercios), algunos de ellos emblemáticos, como la Audiencia Provincial, Hacienda, el Palacio Episcopal, la Cámara de Comercio, varios palacios y casas blasonadas y las sedes de tres periódicos de la ciudad (El Diario MontañésAlerta y La Hoja del Lunes), otros como la Catedral sufrieron grandes daños y tuvieron que ser reconstruidos.

La Ruta del Incendio ayuda a comprender la evolución histórica de la ciudad desde el incendio hasta su 75 aniversario; gracias a las fotografías antiguas superpuestas a la realidad en los tótem y los textos históricos que contextualizan el suceso y lo que ocurrió en un punto concreto.

Estos tótems crean un nuevo circuito cultural que ayude a explicar a vecinos y visitantes cómo eran muchos edificios y rincones de Santander antes del Incendio.